Marcahuasi, develando el misterio






Marcahuasi: La Historia de un Descubrimiento

Relato  de Luis Octavio Ruzo, PhD



English Version

La Historia de un Descubrimiento: Relato de Luis Octavio Ruzo, PhD

El descubrimiento de Marcahuasi no fue obra del azar, pero, si tuvo mucho que ver la casualidad y quizá el destino. Daniel Ruzo de los Heros, mi padre, había estado interesado en las culturas megalíticas desde muy joven, por lo tanto, tenía la mente abierta a la información que quizá otro hubiera ignorado.

En febrero de 1952 un amigo de Daniel, Enrique Dammert, le obsequió una fotografía tomada en 1935 por Kuroki Riva.Por lo que me conto él, muchos años después este señor se pasaba la vida viajando por el Perú, y quien sabe a que otros lugares, tomando fotos de todo lo que le parecía inusual. La dedicatoria de Dammert, inscrita en el reverso de la foto (Foto Original K. Riva)que ahora cuelga en mi estudio era esta: «Transfiero a Don Daniel Ruzo esta foto de mi gran amigo Kuroki Riva, no porque no me agrade sino porque en Los Ángeles, (lugar donde mi padre tenía su casa de campo cerca a Lima), se le dará más valor y más altos alcances. De todas maneras, esta maravilla quedará entre los locos de la quebrada, (cerca de Chaclacayo, los locos eran Ruzo, Dammert y Asin, este último vivía en un vagón de ferrocarril que había hecho instalar en la falda de un cerro). Hasta que se descifre su verdad y aprenda Don Daniel a fotografiar piedras.»

Ruzo definitivamente aprendió a fotografiar piedras. La foto de Riva revelaba una roca excepcional llena de figuras antropomórficas que parecían esculpidas en la piedra. Daniel Ruzo había estado interesado en culturas antiguas desde muy joven, fue por eso que no tomo a la ligera el posible significado de la magnífica escultura y organizó una expedición que lo llevó al pueblito llamado San Pedro de Casta. Ruzo describe este primer viaje en su libro “Marcahuasi: La Historia Fantástica de un Descubrimiento”:
«En el mes de agosto subimos por el valle de Santa Eulalia hasta el puente de Autisha y logramos relacionarnos con un grupo que bajaba de Casta, ciudad de mil habitantes a 3,200 metros sobre el nivel del mar, de donde salía el único camino que podía llevarnos hasta la roca, cuya fotografía se había apoderado de nosotros y que era conocida en la región como “la cabeza del inca”. El grupo estaba formado por Inocencio Obispo, Justiliano Rojas y Manuel Olivares. Este último nos acompañó, junto con Miguel Bautista, durante nueve años en todas nuestras excursiones a Marcahuasi. Nos prometieron caballos para el primero de setiembre y ese día nos acompañaron en nuestra primera ascensión a una alta meseta, cuyo antiguo nombre se ha perdido, pero que, desde la dominación incaica, convertida en asiento de tres cuarteles militares, ha sido llamada Marcahuasi, nombre quechua, o sea huanca, como toda la toponimia de la región central del Peru.

Apenas llegados al nivel de la meseta, nos encontramos frente a una roca excepcional, alta, de veinticinco metros del lado oeste y de veinte por el lado opuesto (Figuras 1 y 2). Se trata seguramente de un monumento a la humanidad, erigido en época muy remota, en ella se pueden adivinar inmediatamente cabezas humanas de razas diferentes. Sus escultores habían trabajado sobre la roca natural en tiempos tan antiguos que su recuerdo y el apelativo de su obra se han perdido. Los viejos de Casta relatan que se llamaba “Peca Gasha”, la cabeza del callejón, lo que corresponde al lugar en que se encuentra.»

En los nueve años siguientes Ruzo subió muchas veces a la meseta y condujo un estudio fotográfico completo. Como ilustración de su trabajo inicial (Figuras 2a-c)ver , tres diferentes vistas de la Peca Gasha. Tres recientes fotografías de Peca Gasha tomadas del este se encuentran en las (Figuras 2d-f)

A Daniel Ruzo y su primer campamento se les puede ver en las fotos de las Figuras 3, 4 y 5y a su amigo y guía Manuel Olivares en las Figuras 6a y 6b, en fotografías tomadas muchos años después cuando Don Manuel ya bordeaba los noventa. Un tiempo después de la primera expedición la gente de Casta ayudó en la construcción de una cabaña que utilizó a Ruzo a través de sus nueve años de estudios, la cual continua en uso ver Figura 7, foto cortesía de Alex Kornhuber, 2016).

Algo importante unió a estos dos hombres a través de los años en que se conocieron ya que Manuel y su familia han mantenido hasta el día de hoy una relación muy estrecha con Javier Ruzo, nieto de Daniel y conmigo. Mi padre falleció un veintiuno de setiembre en 1991, Manuel Olivares en el mismo día del 2014.

En junio de 1954 Ruzo publicó el primer informe (La Cultura Masma) sobre Marcahuasi basado en una presentación que hizo en la academia militar del Peru. En esta por primera vez se refirió a una cultura humana desaparecida después de una gran catástrofe. Años después Ruzo desarrolló una teoría cronológica basada en la travesía del sistema solar a lo largo de la eclíptica, viaje que lleva al sol y sus planetas en una espiral enorme de 25,920 años de duración, con cada sector zodiacal de 2160 años (Los Últimos Días del Apocalipsis). Esta cultura dataría del periodo en que el sistema cambió de sectores de Cáncer a Géminis, hacen más de ocho mil años. La próxima transición es de Piscis (en el sector que estamos) a Acuario, en 2,140. Llamó Masma a la cultura responsable de haber creado las esculturas en Marcahuasi, a base de la información que su amigo y mentor Pedro Astete le proporcionó. Las palabras de Astete, después de relatar un sueño que tuvo en Andahuaylas en la casa de amigos de la que se decía que estaba habitada por el Nacaj, o espíritu maligno están transcritas aquí. En este sueño apareció la palabra Masma; «El sueño se desvanecía ya pero antes de desvanecerse del todo alcance a percibir allí la presencia de seres vestidos con ropas talares blancas y negras…

¡Masma!.... busqué, indagué acerca de este nombre que me sonaba como un nombre ya oído en otros tiempos. Nadie supo darme informes acerca de él. No obstante, todos convenían en que podía llamarse alguien ya que su eufonía era perfectamente indígena…

Algunos años después ya de regreso a Lima, me ocurrieron tres hechos casi simultáneamente, que concurrieron a hacérmelo recordar.»

Estos tres eventos fueron encontrar la palabra Masma en un vocabulario quechua con dos significados, casa con alar grande o tinaja (similar a las pakarinas, cuevas con carácter de tumba); en una descripción (del Dr Luis Carranza) de los departamentos de Junín y Ayacucho en la sierra central del Peru encontró la palabra Masma como el nombre de un caserío o ruina cerca de Jauja; la tercera fue mientras hojeaba la Biblia, Masma salto a la vista nuevamente, quien es el quinto hijo de Ismael (Génesis XXV, 14).

El nombre Masma tiene para los Ruzo aún más significado. Nuestra familia emigro a América de un pueblo llamado Lea en Galicia, cerca de Lugo. Todavía existe ahí la casa de los Ruzos, abandonada y la primera planta cubierta por el lodo del rio Ruzo que ahí nace. A pocas leguas, más allá de Mondonedo, (la capital de provincia), este rio pasa por San Andrés de Masma y toma ese nombre. Es una coincidencia que parece increíble, pero, tanto mi padre como yo, hemos visitado estos sitios y puedo confirmar la veracidad del relato. ¡Mi padre nombro a la cultura Masma antes de haber viajado a Galicia!

Ruzo descubrió un gran número de esculturas en Marcahuasi, muchas de las cuales, representan caras y cabezas de personajes cuya identidad se perdió en los siglos transcurridos, así como todo tipo de animales. Fotos recientes de algunas se encuentran en las (Figuras 8-16) . A través de los años de estudio también buscó sin éxito relaciones entre los monumentos más importantes. La tecnología de los 1950s no permitía obtener de manera práctica los datos que los satélites geos síncronos (GPS) nos ofrecen ahora (Tabla 1 en PDF). Además, Ruzo no dió importancia a estructuras o rocas menores, muchas de las cuales, hemos designado «marcadores» (Ver Marcahuasi y el Cosmos).

El Camino y el Pueblo de San Pedro de Casta.


San Pedro esta aproximadamente a 80 km de Lima, en la provincia de Huarochirí, departamento de Lima. Aun estando tan cerca se requieren 3-4 horas de viaje en auto, pasando por Chosica, Santa Eulalia y Huinco. Partes de la carretera (no asfaltada) se ven en las (Figuras 17a y 17b).

En Casta viven unas trecientas familias y ahora la comunidad cuenta con servicios eléctricos, teléfono e internet, y tiene transporte frecuente a las ciudades valle abajo como son Ricardo Palma y Chosica. Sus principales recursos son la agricultura y el turismo. Las (Figuras 18-20)representan aspectos del pueblo. Quizá la mejor manera de comprender lo que era y es ahora Casta es comparar su iglesia del 1978 al 2016 (Figuras 21 y 22).

El camino del pueblo a Marcahuasi sale pasando el cementerio y una hora después se bifurca bajo el extremo norte de la meseta y esto resulta en dos posibilidades para subir. La primera y más cercana es el camino corto que también es el más difícil. Este desemboca en el «callejón» directamente en frente de la Peca Gasha, a la cual le da el nombre como se ha mencionado previamente.

Continuando sobre el camino original (camino largo) este da media vuelta a la meseta subiendo gradualmente y desemboca en el anfiteatro. El camino largo se puede apreciar en las (Figuras 23-25)y el «callejón» en la (Figura 26). En 2016 se completó un camino apto para vehículos que llega hasta el punto en que comienza el ascenso final hacia el anfiteatro.

La Peca Gasha (Figura 27)se encuentra en las coordenadas Sur 11 grados 46 minutos 32.6 segundos y Oeste 76 grados 34 minutos 51.1 segundos. Su línea de mira es de 180 grados al sur. Obtuvimos con GPS en 2014 y 2016 las coordenadas y líneas de mira de muchas estructuras, estas se encuentran en la (Tabla 1 en Formato PDF) de "Marcahuasi y el Cosmos" en este website.

El clima en Marcahuasi puede ser extremo, con los meses de lo que el pueblo llama «verano» (junio a setiembre) secos y muy fríos y una época de lluvias y niebla muy nutridas a partir de octubre. En la Figura 28se ve la niebla de diciembre y en la Figura 29, (cortesía Alex Kornhuber), el cielo nocturno clarísimo en junio.

Datos Geológicos de la Meseta


El grupo volcánico de Marcahuasi está compuesto de rocas piro clásticas que contienen ceniza volcánica, pómez y otros minerales. Se estima que su edad es de 15-20 millones de años. Esta información reportada en 2007 por el Instituto de Minas, Metalurgia y Geología del Peru (Guía Geo-Turística de Marcahuasi) fue confirmada con más de treinta muestras representativas de toda la meseta obtenidas durante nuestra expedición de 2014.

Datos Históricos sobre Marcahuasi


Las ruinas de cuarteles y chullpas (sitios funerarios) exhiben las características típicas de construcciones militares durante el periodo incaico (Figuras 30, 31a y 31b, cortesía de Alex Kornhuber). Daniel Ruzo describe en detalle (La Cultura Masma) la arquitectura de estas estructuras y los conflictos entre el pueblo Huanca y los ejércitos del Cusco que al final de la contienda resultaron en la victoria de los Incas y la subyugación de los Huancas. Esta terminó con la llegada de los conquistadores cuando los Huancas se aliaron a ellos para vengarse. Para los Incas la meseta era un sitio estratégico en la juntura de dos valles importantes.

Leyendas sobre Marcahuasi


Se dice en el pueblo que el dios Huanca "Hualallo" fue el autor de las esculturas y que después de la derrota por los Incas él fue obligado a trabajar en la construcción de Sacsahuaman y el Coricancha en Cuzco.

Durante una de mis largas visitas a la meseta Severiano Olivares (hijo de Don Manuel) me contó que había otra leyenda. En esta, dos brujos poderosos, "Lloctacure" y "Huambo", tuvieron un desacuerdo y por lo tanto se desafiaron en batalla campal. Las figuras en la meseta son las huestes de ellos dos, cada una convertida en piedra por la poderosa magia de los brujos. Resulta que "Huambo" es un volcán en el sur del Peru cerca a Majes y "Lloctacure" un mago mencionado en muchas leyendas peruanas (Manuscrito de Huarochirí y La Extirpación de la Idolatría en el Perú).

El Agua en Marcahuasi:
La Deidad del Agua de los Huancas "Huaytapallana"
por: Nicolás Matayoshi Matayoshi


San Pedro depende en parte para su suministro de agua en la que se recoge y colecta sobre la meseta. Los sitios donde se encuentran las lagunas o cochas que sirven para este propósito se ven en las áreas más oscuras de la foto aérea presentada en la Figura 32. Estas lagunas y sus diques son mantenidos en buenas condiciones y usados como cisternas por la gente de Casta, Figuras 33-36, cortesía de Alex Kornhuber). Cachu Cachu, la mayor de las cochas en el lado sudoeste de la meseta, está rodeada de esculturas (Figura 37). También hemos identificado un sistema extenso de canales de piedra en casi todas las partes de la meseta, los cuales llevan el agua de las lluvias a las cochas (Figuras 38-40)o que dirigen el agua hacia el precipicio (Figuras 41 y 42), así alimentando los arroyos que bajan al pueblo y sirven para irrigar las tierras (Figura 43).

Figuras, Títulos y Comentarios


Figura 1 y 2 Fotografías de Peca Gasha del Oeste y del Este
Figuras 2a-c. Fotografías de Peca Gasha, de diferentes ángulos, Daniel Ruzo, 1950s
Figuras 2d-f. Fotografías de Peca Gasha contemporáneas tomadas del este, 2d por cortesía de Alex Kornhuber.
Figura 3. Daniel Ruzo en Marcahuasi (1954)
Figura 4. Daniel Ruzo con los músicos de Casta
Figura 5. Daniel Ruzo en su primer campamento al norte de la Peca Gasha
Figura 6a. Don Manuel Olivares (2011), guía y compañero de Ruzo (1953-1962)
Figura 6b. Don Manuel con Javier Ruzo en su casa de San Pedro (2014)
Figura 7. La cabaña de D. Ruzo (2016). Cortesía Alex Kornhuber
Figura 8. El Filósofo
Figura 9. Cabeza Humana
Figura 10. Cabeza con gorro y barba larga
Figura 11. Caras que miran a la laguna CachuCachu
Figura 12. Esculturas reflejadas sobre CachuCachu
Figura 13. El Caballero
Figura 14. Hombre con gorro Figura
15. El Rey Político
Figura 16. El Leon (Lado sur, Sta Maria)
Figura 17a. Carretera a San Pedro de Casta
Figura 17b. Carretera a San Pedro vista del puente de Autisha
Figura 18. San Pedro visto del inicio del camino de subida a Marcahuasi
Figura 19. Calle de San Pedro donde se encuentra la casa de los Olivares
Figura 20. Fiesta de Santiago en Casta
Figura 21. Iglesia de San Pedro (1978)
Figura 22. Iglesia de San Pedro (2016)
Figura 23. Nueva carretera hacia el Anfiteatro. En 2016 se puede llegar a la base del anfiteatro en auto.
Figura 24. Camino largo de subida a Marcahuasi
Figura 25. Subida al Anfiteatro desde el fin de la carretera nueva. Cortesía de Alex Kornhuber
Figura 26. Fotografía tomada del final del «Callejón» que lleva a la Peca Gasha
Figuras 27a y 27b. La Peca Gasha como se aprecia del oeste.
27b Cortesía de Alex Kornhuber.
Figura 28. Bajada por el camino corto en la niebla de diciembre
Figura 29. Cielo poblado de estrellas en junio. Cortesía Alex Kornhuber.
Figura 30. Cuarteles en ruinas
Figuras 31a y 31b. Chullpas. Cortesía Alex Kornhuber.
Figura 32. Fotografía Aérea de Marcahuasi
Figura 33. Vista cercana de la laguna chica cerca a Peca Gasha (cortesía de Alex Kornhuber)
Figura 34. La laguna chica (cortesía de Alex Kornhuber)
Figura 35. Laguna Cachu Cachu
Figura 36. Dique en Cachu Cachu
Figura 37. Esculturas frente a Cachu Cachu
Figuras 38-40. Canales en el lado norte de la meseta
Figuras 41y 42. Canales al borde del precipicio
Figura 43. Arroyo cerca de Casta
Bibliografía
Daniel Ruzo de los Heros, Marcahuasi: La Historia Fantástica de un Descubrimiento (Editorial Diana, México) 1974. Esta edición fue seguida por cinco más en México y Perú hasta el 2004.
Daniel Ruzo, La Cultura Masma (Programa Cultural de Extensión de la Academia Militar del Peru). Junio 30, 1954. Daniel Ruzo,
Los Últimos Días del Apocalipsis, (Editorial Iztaccihuatl, México 1970) Pablo Joseph de Arriaga,
La Extirpación de la Idolatría en el Peru (1621), editado por el Centro de Estudios Regionales Andinos, Cuzco, Peru (1999).
Manuscrito de Huarochirí, versión bilingüe de Jose Maria Arguedas, Biblioteca Nueva, Universidad de Extremadura (2011)

Visite nuestras secciones

El equipo más experimentado y conocedor de Marcahuasi.


Daniel Ruzo; Historia de un Descubrimiento

La historia completa del Descubridor de Marcahuasi
Fotos Históricas Originales

Ver ahora!



Imágenes - Multimedia


Todo lo que quieras ver sobre Marcahuasi
Arte Monumental

Ver ahora!

Marcahuasi y el Cosmos

Develando al fin el misterio
Evidencia científica

Ver ahora!